sábado, 23 de febrero de 2008

EL HORNERO "AVE ALBAÑIL"


La parda y movediza figurita del hornero es bien conocida por los habitantes de América del Sur, de donde es oriunda la especie. En la muchas áreas se lo cree de buen augurio y en el Paraguay se le agradece en cierto modo el invento del rancho ya que la leyenda sobre el origen del nombre Alonso García -como se denomina al hornero- afirma que así se llamaba quien, imitando su nido, construyó el primer rancho de barro.

Quizás ese nido familiar, y el sentido ejemplar que se le ha dado, expliquen que se eligiera al hornero como "ave de la Patria" en la encuesta realizada en 1928 en las escuelas primarias argentinas por el diario La Razón.


El hornero es endémico de Sudamérica meridional. Habita el este, centro y sur de Brasil, desde Goiás y Bahía hasta Mato Grosso y Río Grande do Sur, Uruguay, Paraguay, este de Bolivia y Argentina hasta Chubut. Su dependencia de la disponibilidad de barro hace que rehuya las zonas más áridas y en especial las zonas montañosas del oeste. Por otra parte, su estrecha relación con el hombre determina que su distribución avance simultáneamente con la expansión de la instalación humana permanente y sus sistemas de riego o provisión de agua.


El hábitat del hornero incluye fundamentalmente las sabanas, parques, pastizales y claros de los montes. Siempre y cuando disponga del imprescindible barro para la construcción del nido, el mismo puede levantarse en diversos sitios. Un árbol, un poste de alambrado o de luz, una cornisa y hasta una vasija abandonada resultan adecuados soportes.

Actividad

El hornero se alimenta fundamentalmente de insectos: es un pájaro de régimen insectívoro.

Muchas veces hemos visto al hornero recorrer atento y con paso elástico la tierra mojada por la lluvia. El agua le es indispensable y ella determina su hábitat. En tierras húmedas podrá introducir su largo pico al acecho de insectos; con tierra húmeda podrá construir su nido.

Biología general

El hornero es un ave sedentaria; no migra. Es mansa. Se arrima al hombre, se posea por sus jardines y sus parques.

Extraños al monte denso, siempre se les verá preferir lo claros, de vegetación baja y abierta.

Elegido su ámbito, se esmera en defenderlo. El hornero emite sus gritos de alarma ante cualquier movimiento o ruido que pueda indicar la presencia de alguna comadreja o cualquier otro depredador. Son también sus enemigos varias aves rapaces. Esta actividad de centinela, así como la de nidificación, búsqueda de alimento, entrenamiento de las crías u otras, se llevan a cabo durante el día, pues durante la noche refugia en los árboles para el descanso.

Macho y hembra casi no se pueden diferenciar visualmente, pues ambos tienen un aspecto muy similar.



Cantan a dúo, para ello la pareja se enfrenta batiendo las alas. El canto a dúo no es exclusivo del galanteo, pues cantan así también para reconocerse cuando están cerca del nido, para mantener el vínculo o para avisar el regreso durante la incubación al compañero que ha quedado dentro de aquél.

Los horneros viven en pareja -algunos afirman incluso que las uniones duran de por vida -.

En la construcción del "horno", participan ambos. Utilizan, además de barro, ramitas, crines, raíces, etc. que dan cohesión a la estructura y que colocan con el pico. Casi siempre el casal tarda entre seis y ocho días para levantar el nido, pero si hay sequía la labor requiere cuatro días más y varios otros en el caso contrario, cuando la humedad es excesiva (en terrenos pantanosos demora quince días) .

Bio-ecología

Los horneros se alimentan fundamentalmente de insectos; sus principales presas son larvas y adultos de escarabajos, hormigas, larvas de mariposas y langostas. También forman parte de su dieta arácnidos, lombrices y otros gusanos. Posee numerosos depredadores, entre ellos, lagartos, culebras, aves rapaces, comadrejas, zorros y felinos.

Su futuro

El hornero no huye ante la presencia del hombre. Le es útil permanecer en su entorno pues la tierra removida por el agricultor le facilita la captura de larvas. Este hecho, a su vez, ayuda al hombre de campo, que se ve liberado de organismos que constituyen plagas de los sembrados.

BIBLIOGRAFÍA

Fauna Argentina, Centro Editor de América Latina S.A. Bs.As. 1983

3 comentarios:

(º-º) ("-') 18 de noviembre de 2010, 13:20  

Muy bueno me sirvio de mucho para unos deberes de biologia.
Javier,Uruguay

(º-º) ("-') 18 de noviembre de 2010, 13:20  

Muy bueno me sirvio de mucho para unos deberes de biologia.
Javier,Uruguay

DIVA E. PUIG 1 de febrero de 2016, 11:02  

Hermoso pájaro. Un arquitecto excelente.

About This Blog

SOCIEDAD ZOOLOGICA DEL URUGUAY

  © Free Blogger Templates 'Greenery' by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP